Blogia
UnClick

Una reflexión

Una reflexión

Acabo de borrar un post bastante largo, sobre las impresiones que me produjeron asistir por primera vez a un cocktail Cadius en Madrid , que no por primera vez a un cocktail Cadius.

Demasiado visceral había quedado mi post, reservo mis opiniones para exponerlas en persona, a quien las quiera escuchar.

Solamente decir que salí con la extraña sensación, de estar paseando sola por Roma, ciudad bella y decadente a la vez. Paseando entre ruinas , entre edificios apuntalados que mantienen sus fachadas, pero no existe su interior. Paseando por una ciudad que vive de su pasado y no mira hacia el futuro.

¿Ya no hay nada qué decir?

Qué listos, altos y guapos somos…

Creo que se merece una reflexión.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Francisco Tosete - 20 de agosto de 2003 - 14:26

La verdad es que eran más divertidos antes (o será que el tiempo pasa y ni cuenta me doy :-P

A ver si me dejo caer por alguno de nuevo.

albertofs - 20 de agosto de 2002 - 20:22

Pues yo la verdad es que los Cockteles no les pido mucho.
Pasar un rato agradable de charla con un vinito en lamo, poner cara a gente que leo, reunirme con gente del gremio y amigos, comentar cosillas del trabajo de cómo nos va y todo eso, pero por encimila tampoco hay que estar todo el día hablando de trabajo.
Y si la noche acompaña, como casi siempre, tomarme unas copitas.
Para algo con más sustancia están los laboratorios cadius.
No sé, yo ya te digo que paar mi es tiempo de esparcimiento.

albertofs - 20 de agosto de 2002 - 15:56

Quiero leer ese post
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ricardo Gil - 20 de agosto de 2002 - 12:14

Siguiendo con lo que dice torresburriel pero en mi humilde y particular visión.

Creo que no hay nada en mi trabajo que me apasione tanto como tener la consciencia de saber que siempre hay cosas nuevas por descubrir y conocimiento esperando ser absorbido. Y eso es algo que no pienso perder jamás, es el eje de mi quehacer diario. Algo que llevo escrito genéticamente desde que empecé en esto.

Queremos construir, formar, compartir. Para mirarnos el ombligo ya están los premios y las medallas.

torresburriel - 20 de agosto de 2002 - 11:50

El comentario que voy a hacer es un poco friki, pero a mi me sirve. Espero que a alguien le sirva también, por la cosa de la reflexión.

Hace muchos muchos años, un dirigente del Partido Comunista de Aragón me dijo que el más afortunado es quien no es nadie, porque es el único que puede llegar a ser alguien.

Haciendo un ejercicio de extrapolación, quien no sabe nada es el que mejor situado está en la carrera de llegar a saber algo.

Y poniéndome en plan estupendo/iluminao, diría que no hay mejor sensación que la de saber que se sabe poco, para así poder querer saber más.

Ale.

isabl - 20 de agosto de 2002 - 10:59

Quizás no me he expresado bien.

El cocktail puede ser lo que nosotros queramos.
Estuve encantada de volver a encontrarme con mis conocidos y ponerle cara a personas a las que leo y cuentan cosas interesantes.
Pero eso no quita que echara de menos a personas que tienen mucho que decir y que deciden utilizar otros foros para expresar sus ideas

Desde luego volveré a ir. En marzo no, porque estaré de viaje, pero sí los sucesivos.


Sergio - 20 de agosto de 2002 - 10:32

Pues me dejas sorprendido, siempre he tenido la sensación de que en Madrid los cocktails de Cadius estaban muy cohesionados y que realmente se compartían experiencias.

Aquí en Barna la cosa está muy dispersa. Sinceramente he asistido a pocos, y siempre he vuelto a casa con una sensación de extrañeza y desarraigo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres